Estudiar una maestría

¿Cuál es el mejor momento para estudiar una maestría?

Una maestría es una etapa diferente de tu carrera, una que implica especializarse y subir un peldaño en la profesión que desarrollas. Muchos optan por estudiar una luego de terminar su licenciatura, con el objetivo de obtener mejores oportunidades de trabajo.

Y aunque estudiar una maestría te da grandes beneficios académicos y profesionales, hay varias cosas que debes considerar antes de decidirte a continuar con tus estudios.

¿Cómo sé si ya estoy en el momento ideal para estudiar una maestría?

1. Tengo al menos dos años de experiencia laboral en un campo profesional específico

La experiencia laboral es uno de los principales indicadores que nos ayudarán a saber si estamos listos para estudiar un posgrado, en específico, cursar estudios de maestría.

Si has tenido la oportunidad de desempeñarte en un campo labora específico, es muy probable que hayas vivido los problemas y retos que te permitirán aprovechar mejor el conocimiento y beneficios que una maestría te puede dar.

2. Ya conozco y estoy seguro del campo en el que me quiero desempeñar

Muchos deciden hacer una maestría sin saber en qué se quieren especializar. De ahí, la importancia de conseguir experiencia laboral antes de realizarla.

La experiencia laboral también te permite saber si realmente quieres continuar trabajando en lo que estás haciendo actualmente o si quieres hacer un cambio hacia otro campo de trabajo.

3. Tienes estabilidad financiera o tienes oportunidad de aplicar para una beca o financiamiento

Estudiar una maestría representa una inversión importante de dinero y tiempo. Debes tener en cuenta que:

  • La colegiatura es mensual, en la mayoría de los casos.
  • Pagarás esta cantidad durante uno o dos años de tu vida.

Si tus finanzas personales se pueden ver afectadas por el pago de una maestría entonces te recomendamos recurrir a financiamientos o convenios que tu empresa o negocio tenga con universidades e instituciones educativas. El dinero es un tema muy importante cuando piensas estudiar una maestría y te ayudará a conocer si es el momento ideal para continuar especializándote.

4. Tengo el tiempo necesario para estudiar una maestría

Además del dinero, estudiar una maestría también implica invertir parte de tu tiempo. Si eres de aquellos profesionistas que no dividen su tiempo entre compromisos profesionales y trabajo como padre de familia, entonces el estudiar una maestría no será un problema.

Si tu tiempo es un bien limitado entonces te recomendamos que antes de pagar una maestría, primero hagas un plan estratégico que te permita ordenar tus tiempos para que tus estudios, tu trabajo y tu familia no se vean afectados. Tal vez, en este momento, puedes empezar con algún diplomado o curso que te permita tener una educación continua, sin la necesidad de invertir tanto tiempo.

¿Piensas estudiar una maestría joven?

Es importante considerar el hecho de que, si no tienes experiencia laboral, iniciar un posgrado puede perjudicarte en tus aspiraciones profesionales, principalmente, porque encarece tu precio como trabajador. Siempre es más conveniente comenzar a trabajar luego de haber terminado la carrera, conseguir un poco de experiencia y posteriormente, realizar una maestría de acuerdo con intereses específicos.

Finalmente, a la hora de tomar un posgrado, evalúa las instituciones que imparten el que tienes en mente y quédate con la que más respaldo y mejor calidad educativa ofrezca. Esto, a la larga, podría marcar la diferencia en el momento de conseguir trabajo.

Fuente: Posgrado

Actualización Profesional

La Importancia de la Actualización Profesional

Vivimos en un mundo laboral cada vez más competitivo y cambiante, el cual demanda una evolución constante y la adquisición de nuevos conocimientos, habilidades y mejora de actitudes para estar preparados ante los nuevos retos que presenta el mercado de trabajo.

Actualización Profesional

     El aprendizaje puede darse de diferentes formas, ya sea por formación educativa, experiencia profesional, o bien de manera autodidacta, lo que es un hecho es que en estos tiempos ya no basta con tener un título universitario para obtener un “buen puesto”, ahora los reclutadores o jefes de recursos humanos escudriñan los perfiles, con el objetivo de identificar cualidades y áreas de oportunidad, que les permita tener parámetros más precisos para la elección del candidato ideal en un empleo determinado.

     A la hora de evaluar un perfil todo cuenta, y cada competencia que domines tendrá un valor e importancia frente a un reclutador o persona de decisión clave. Por ejemplo, tomar cursos o talleres sobre temas que tengan que ver con tu negocio o empleo, puede ayudarte a mantener tus ideas frescas y potenciar tu pensamiento crítico.
 

     Hablar algún idioma adicional, es sinónimo de cultura, perseverancia, curiosidad. La capacidad de tratar con personas y una actitud flexible positiva, son algunas de las cualidades más solicitadas en inteligencia emocional, el cual es un tema trending en las capacitaciones empresariales, ya que esta competencia es muy valorada para puestos que implican trabajo en equipo y gestión de personal.

     La actualización de conocimientos y desarrollo de competencias es fundamental para optimizar la productividad y competitividad en el trabajo. Si bien en muchas empresas ya se están implementando programas de desarrollo integral para trabajadores, el individuo también tiene que ser consciente y responsabilizarse de sus puntos débiles y fuertes para hacer un trabajo personal, que le permita estar en mejora continua. Hoy en día existen diversos medios para procurar el aprendizaje, es tan sencillo como; leer regularmente sobre temas entorno a tu profesión, escuchar podcasts, ver videos, conferencias, asistir a  talleres, diplomados o incluso participar en eventos de networking, lo cual seguramente puede ser muy enriquecedor para aprender sobre diferentes tipos de percepciones de un mismo tema.

     Como puedes ver existen muchos medios y canales de apoyo para ayudarte a renovar tus conocimientos en el tema, así que… no más pretextos, decídete ya a añadir a tu rutina la disciplina de aprendizaje constante.

     Aquí te dejamos algunos links en donde puedes encontrar cursos gratis y de paga sobre diversos temas:

Aprende – https://aprende.org/
Duolingo – https://es.duolingo.com/
Udemy – https://www.udemy.com/